El recuerdo de Andrés Escobar en palabras de sus amigos

Ya son 26 años sin un diferente del fútbol. Su salida limpia desde atrás, su elegancia y sobre todo sus valores estarán por siempre en el recuerdo de sus amigos y de los que lo vieron jugar con la número 2 en Atlético Nacional y la Selección Colombia. “Tenía una capacidad única de hacerse querer por su condición humana“, afirmó Francisco Maturana, el DT que lo puso a debutar como profesional y lo llevó a lo más alto. 

Cada 2 de julio hay nostalgia. Francisco Maturana, Barrabás Gómez y Gildardo Gómez siguen recordando con dolor ese día. Sin embargo, los recuerdos y las anécdotas siguen intactas. Para los tres fue un jugador distinto, que tenía todo para triunfar en Europa o en el Milan, equipo que lo iba a fichar después del Mundial de Estados Unidos 94. 

Valores, códigos, el día que se desmayó en La Paz, Bolivia y su solidaridad con los más necesitados. Así era Andrés Escobar en palabras de Francisco Maturana, Barrabás Gómez y Gildardo Gómez.

Estaba viendo por televisión que eran 26 años y eso me volvió a conmover

Gildardo Gómez

Recuerdos de Maturana con Andrés

Como amigo y compañero en su proceso, me siento orgulloso de haber tenido una persona como él. Tuve la suerte de conocerlo desde sus inicios, en un momento determinado tomé la decisión de colocarlo en el equipo profesional y colocarlo no como un cambio fortuito, sino como desde la convicción de que tenía con que hacer una campaña que nos permitiera a nosotros ser mejor.

Después lo disfrutamos como profesional, tenía una capacidad única de hacerse querer por su condición humana. Es una persona que siempre está en nuestros recuerdos. Vivió un momento difícil como lo vivimos todos y estuvo en el momento equivocado, en una hora equivocada y en un sitio equivocado.

Legado de Andrés Escobar

El legado esta por su comportamiento, su profesionalismo, su condición humana y el respeto a esos códigos que lo hicieron caminar en la vida de una manera que lo convierte en ejemplo.

Anécdota

Son muchas, en este momento no puedo decir una sola, pero todas son buenas. Su vida es una anécdota porque fue una persona muy de llegar a la gente por ese respeto que tenía con todos.

Recuerdos de Barrabás Gómez

Era una persona alegre, carismática y muy querida por toda la sociedad del fútbol. Era intelectual, educado, respetuoso. Andrés tenía todos estos calificativos y siempre será recordado en Colombia por el liderazgo que tenía. Era muy solidario. En los diciembres paraba en los semáforos para darle algo a los niños más necesitados.

Extra -  Nacional envió mensaje a Juan Jairo Galeano, uno de los mejores cabeceadores de su historia

Como jugador de fútbol fue muy distinto a todos, era espectacular, era un jugador moderno, era el más claro para salir jugando, el primer pase siempre lo daba bien. No le daba miedo bajar la pelota en el área y tirar un sombrerito. Todos los días quería superarse. No tenía buena saltabilidad, entonces contrató una persona para que le enseñara a saltar. Siempre se quiso preparar mejor“.

Anécdota con Andrés Escobar

Una anécdota que recuerdo fue en La Paz Bolivia. Se bajó del avión y se desmayó de inmediato, lo tuvimos que acostar y empezamos a molestarlo. Lo cargamos con Chonto y nos reíamos.

Legado

Dejó muchas enseñanzas, para él todas las personas eran iguales. Yo creo que la humildad es su mejor legado“.

Recuerdos de Gildardo Gómez

“Todavía siento Mucha tristeza. Lo que pasó con Andrés nos dejó muy quietos a todos. Estaba viendo por televisión que eran 26 años y eso me volvió a conmover. Andrés era una persona muy diferente a los demás, de otro comportamiento. 

Extra -  Muere Vladimir Popovic, histórico técnico del FPC

Eramos grandes amigos, jugué con él en el 88, 89 y 90, luego pasé al Medellín, pero en el 93 cuando tuve una lesión, me dijo que le iba a decir a Bolillo que me llevara otra vez a Nacional. Jugamos atrás y en el mismo sector, él era izquierdo y me cubría mi lado. Teníamos una gran conexión en el campo y fuera de él.

Anécdota con Andrés Escobar

Cuando ganamos la Copa Libertadores y fuimos a jugar la Intercontinental a Japón, estaba muy decaído porque tenía el tobillo muy jodido. Entonces me dijo que no iba a poder viajar y yo le dije: ‘Usted tiene mucho poder en su interior, tiene que meterle’. Ayudarlo en esa recuperación y verle esa entrega y esa alegría, quizás es uno de mis mayores recuerdos.

Legado

Lo que dejó Andrés todavía esta en las personas, todo el mundo lo recuerda como el caballero de la cancha. Era un gran ser humano con muchos valores.